4 Pasos sencillos de incorporar para quemar grasa
5 (100%) 1 vote

Solo un aviso: no verá ni un solo alimento o dispositivo milagroso en esta guía. Tampoco verá dietas de moda revolucionarias o, en realidad, nada que sea secreto.

No, este plan tiene que ver con los comportamientos que hemos visto, una y otra vez, que conducen a una pérdida de peso dramática y duradera. Este es su plan completo paso a paso y puede comenzarlo ahora mismo.

Paso 1: Calcular cuántas calorías necesitaremos

Claro, puede elegir una cantidad arbitraria de calorías cada día, digamos, 1,500, y luego esperar que sea la adecuada para nosotros. Pero la verdad es que todos somos diferentes, por lo que la cantidad de calorías que necesitamos todos los días también es diferente. La forma en que debemos comer depende de su edad, su tamaño y peso, su objetivo y su nivel de actividad. Proporcione sus estadísticas personales, luego seleccione pérdida de grasa, como su objetivo. Elija un nivel de actividad que coincida con su nivel de actividad. ¡Sea honesto! Si dice que es más activo de lo que es, la calculadora le dará más calorías por día de las que necesita.

Paso 2: Aportemos más proteína a la dieta

Aquí hay un secreto que no debería ser un secreto en absoluto: todas las dietas funcionan con aproximadamente el mismo nivel de efectividad, siempre que dos elementos sean iguales. Uno son las calorías. La otra es proteína.  ¿Qué significa esto? Hay más espacio del que cree para personalizar su dieta en función de sus gustos y preferencias, siempre que sepa lo que está haciendo. Y dado que las proteínas pueden ayudar a controlar los antojos, no hay ningún inconveniente en darse un gusto con un batido de proteínas después del ejercicio.

Paso 3: El entrenamiento de pesas

Es posible que esperemos ver «hacer cardio», en la lista, en primer lugar. Claro, el cardio es una excelente manera para quemar calorías y perder peso. Pero el entrenamiento con pesas puede ayudarnos a asegurar que el peso que estamos perdiendo sea en forma de grasa, no de músculo, y muchas investigaciones lo respaldan. Bueno, aunque depende del tipo de actividad cardiovascular claro, porque las de alta intensidad son más problemáticas en este sentido.

Como beneficio adicional, el tejido muscular ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina. En términos prácticos, esto significa que cuanto más músculo tengamos, mejor preparados estaremos para perder peso extra.

El músculo también es mucho más denso que la grasa, por lo que un kilo de músculo ocupará mucho menos espacio en su cuerpo que un kilo de grasa. También podemos centrarnos más en dónde lo queremos localizar, para que podamos ayudar a mejorar la forma de nuestro cuerpo, tratando de guardar un equilibrio estético.

 

Paso 4: Cardio especializado para eliminar calorías

El ejercicio cardiovascular o «cardio» no construye músculo muy bien que se diga, pero ayuda a quemar grasa. Y el cardio de baja intensidad en realidad puede impulsar la recuperación y disminuir el dolor muscular de tus entrenamientos con pesas.

Puede hacer ejercicios cardiovasculares en los días sin entrenamiento siempre que tenga tiempo o después de sus entrenamientos de levantamiento. También puede utilizar el entrenamiento en intervalos de alta intensidad o «HIIT» para quemar aún más calorías en menos tiempo.

Para cualquier ejercicio cardiovascular, nos deberemos de asegurar de comenzar calentando a un ritmo moderado durante aproximadamente 2 a 5 minutos antes de comenzar. Una vez que esté caliente, puede acelerar su ritmo de trabajo o comenzar sus intervalos. Luego, permitamos un descanso de 2-3 minutos moviéndose a un ritmo lento al final de nuestro entrenamiento cardiovascular

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general