Algunos hilarantes mitos sobre la proteínas
Rate this post

Uno de los nutrientes más controvertidos, son las proteínas, pues aunque son fundamentales para nuestra dieta para ganar masa muscular, mucha gente asimila su consumo hasta con el dopaje. Cuántas veces habréis escuchado a vuestras madres deciros que no toméis tantas proteínas porque es malísimo! Eso sí, comer hamburguesas del Mc Donald es sano, pero comer con regularidad pollo, atún, huevo, y ternera es malo.

Entorno a las proteínas existen ciertos mitos que nos condicionan a la mayoría de nosotros a la hora de decantarnos por unas u otras o por consumir una cantidad u otra de las mismas. Hoy en Ejercicios en casa, quiero echaros una mano a que detectéis algunos de los mitos falaces existentes sobre las proteínas.

Mitos sobre las proteínas

mitos sobre las proteínas

  • El primero de los mitos, es que  siempre pensamos que las proteínas son el “nutriente definitivo”. Tal es esto que siempre echamos mano de complementos de proteínas, e ingerimos alimentos con alto contenido en este nutriente, sin tener en cuenta que no sólo los músculos necesitan de ellas después del ejercicio, sino que los hidratos de carbono también son esenciales para recuperar el glucógeno perdido y conseguir que los músculos se recuperen antes del esfuerzo sufrido.
  • El segundo de los mitos más extendidos sobre las proteínas, es que cuanta más tomemos, más creceremos. No es cierto para nada, ya que es importante que tengamos en cuenta que nosotros estimulamos el crecimiento muscular a través del ejercicio físico. Una vez que lo estimulamos es necesario que lo alimentemos correctamente. Las proteínas son uno de los nutrientes que necesita para crecer, pero en su justa medida y con cantidades altas, pero tampoco desmesuradas. Es decir, una persona deportista consume más proteínas que otra que no lo es. Si nos pasamos con el consumo de proteínas corremos el riesgo de dañarnos el hígado y los riñones.

mitos sobre las proteínas

  • Otro mito asociado a las proteínas, es que las que son de origen vegetal nos aportan los mismos nutrientes que las de origen animal. Esto es totalmente falso, ya que las de origen animal aunque contengan ácidos grasos saturados que no son nada buenos para nuestra salud si se abusa de ellos, tienen todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo, además de que la síntesis de este tipo de proteínas es mucho más efectivo. Son diferentes, y ambos tipos de proteínas son importantes, ya que las que son de origen vegetal son mucho más limpias y tolerables por nuestro cuerpo en grandes cantidades.
  • En cuanto a que el único punto importante en el que debemos cuidar el consumo de proteínas es después de entrenar, no es cierto del todo. Es innegable, que justo después de cada entrenamiento es de vital importancia que consumamos hidratos de carbono y proteínas para recuperar el tejido muscular dañado y que nuestro cuerpo recupere el glucógeno perdido. Pero hay otros momentos importantes durante el día, que son de casi igual de relevante pues según nos levantamos nuestro cuerpo está hambriento y estamos catabolizando masa muscular tras llevar tanto tiempo sin consumir alimentos. Es crucial, que consumamos proteínas para la activación metabólica y que frenemos lo antes posible el catabolismo muscular, por lo cual útil que la toma de proteínas la acompañemos con una o dos piezas de fruta que activen a la insulina y que podamos asimilar lo antes posible estos nutrientes.

Seguro que existen otros mitos que muchos de vosotros conocéis, y por ello os invito a que los hagáis públicos para evitar que caigamos en errores una y otra vez.

Summary
Article Name
Algunos hilarantes mitos sobre la proteínas
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general