¿Pueden los carbohidratos ayudarnos a mejorar la calidad del sueño?
Rate this post

Hay estudios, que demuestran que una ingesta elevada de carbohidratos mejora la calidad del sueño en los niños. Estos datos llevaron a un estudio, que examinó este fenómeno en adultos. En concreto, el estudio trató de inferir en cómo el índice glucémico de una fuente de hidratos de carbono (IG) puede influir en la calidad del sueño.

Este estudio investigó cómo tres fuentes de carbohidratos específicos  los siguientes nutrientes:

La idea era bastante simple: los investigadores compararon la cantidad que una persona consume de cada uno de estos tres alimentos a lo bien que dormían. Cada fuente de hidratos de carbono se divide en tipos más específicos de arroz, la pasta y el pan (por ejemplo, el pan blanco contra el trigo integral) para obtener una mejor idea del índice glucémico de cada uno.

Carbohidratos y sueño – Resultados

Las fuentes de carbohidratos, efectivamente,  influyen en el sueño. En concreto, el arroz ayuda a mejorar la calidad del sueño y la pasta reduce la calidad del sueño. En cuanto al pan,  mostró una tendencia muy débil, siendo mayores los casos en donde los sujetos empeoraron la calidad de sus horas de descanso.

Además de las fuentes de carbohidratos en sí mismos, el índice glucémico de la fuente de carbohidratos en correlación con la calidad del sueño, demuestra que a mayor IG mejor es la calidad del sueño.

La carga glicémica (que también da cuenta de la cantidad total de carbohidratos) también mostró una cierta tendencia que cuanto más elevada era, mayor era la calidad del descanso.  Pero esta correlación no era lo suficientemente fuerte para la significación estadística.

La consecuencia principal de una mejoría del sueño, hizo que se incrementara la cantidad promedio de horas que dormían. Una carga glucémica alta también está correlacionada con una disminución de la necesidad de medicamentos para dormir.

Normalmente, las personas consideramos  que las fuentes de carbohidratos de un índice glucémicos alto son de peor calidad y menos saludables que los carbohidratos glucémicos más bajos.

Los carbohidratos con un índice glucémico alto se absorben en el torrente sanguíneo mucho más rápido. Al parecer, la tasa de absorción más altas, mejora la calidad del sueño, ya sea haciendo que durmamos más horas o a ayudar a controlar los ciclos de sueño-vigilia.

Carbohidratos y sueño

Carbohidratos y sueño – Conclusiones

Estos resultados ayudan a explicar las alteraciones del sueño experimentados por muchas personas que realizan la paleodieta y otros asiduos a las dietas bajas en carbohidratos. Muchas de las fuentes de hidratos de carbohidratos consumidos en las dietas bajas en calorías, no consumen los suficientes alimentos con un índice glucémico elevado.

Por suerte, el ejercicio tiene un efecto similar a los carbohidratos en el sueño, especialmente en relación con la ingesta de carbohidratos. Si queremos mejorar el descanso durante las horas nocturnas y evitar consumir alimentos con un índice glucémico elevado, nos deberemos de asegurar de concentrarnos en comer fuentes de carbohidratos con junto a fuentes de proteínas después del entrenamiento. Trataremos de consumir, también, un poco de fruta cerca de la hora de acostarnos para mejorar la calidad del sueño.

Summary
Article Name
¿Pueden los carbohidratos ayudarnos a mejorar la calidad del sueño?
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general