Catabolismo muscular: ¿Qué es?
Rate this post

El catabolismo muscular, es uno de los mayores enemigos de los culturistas. Y con toda la razón, porque como ahora veremos, se trata de un fenómeno que atenta directamente en contra de sus intereses. Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste?

Además de explicarlo en este artículo, voy a proceder a desmitificar algunos de los principales mitos que existen alrededor suya.

¿Qué es el catabolismo muscular?

Es un fenómeno que ocurre cuando nuestro cuerpo, al no recibir nutrientes, combustiona tejidos para lograrlos. Entre ellos, masa muscular. Puede ocurrir en diferentes momentos de nuestro día, como por ejemplo cuando llevamos sin comer una cantidad tremenda de horas, o cuando afrontamos duros y largos entrenamientos.

El catabolismo muscular, muchas veces se puede evitar, pero que por desconocimiento no sabemos frenarlo. Cuando nos ponemos a dieta para perder peso, y no regulamos convenientemente los nutrientes ingeridos, podemos correr el riesgo de quedarnos cortos. El problema, es que lo que no sabemos, es que en este proceso podemos aniquilar una gran cantidad de masa muscular. De ahí, lo bien planificado que debe estar un proceso de adelgazamiento, para que los kilos perdidos sean en mayor medida de grasa, y no de masa muscular.

Pero, indistintamente de que hagamos ejercicio o no, el catabolismo muscular es algo que debemos evitar. El músculo, se trata de un tipo de tejido muy funcional, que sirve para que nuestro cuerpo. Entre dichas funciones, destacan caminar, levantar objetos, evitar el desgaste articular y otras muchas actividades.

Además, el músculo es más metabólicamente activo que la grasa. No es mucho más elevado, pero sí que es cierto que al necesitar un número mayor de calorías para mantenernos, será más complicado que engordemos.

¿Cómo podemos evitar el catabolismo muscular?

Realmente, no es especialmente complicado conseguir evitar con el catabolismo muscular. Lo importante, es que mantengamos a nuestro cuerpo nutrido durante la mayor cantidad de tiempo posible. Es decir, regular la cantidad de energía que a éste le aportamos con el fin de que no sienta la necesidad de recurrir a tejidos de nuestro cuerpo para que tenga que transformarlos en energía.

El marconutriente más importante con el cual debemos nutrir a nuestro cuerpo, es las proteínas. Las mismas, son el alimento de nuestros músculos. Es la energía que necesitaremos para que nuestro cuerpo realice sus funciones estructurales. Destacando el mantenimiento, y desarrollo de masa muscular.

Y no, no significa que para no catabolizar masa muscular, debamos engordar. Es importante no confundirlo, ya que hay una horquilla de calorías más o menos de nuestro metabolismo basal, en las cuales no engordaremos, y evitaremos el catabolismo muscular. Es decir, que si seguimos una dieta de mantenimiento de peso, evitaremos el catabolismo muscular y engordar.

Mitos sobre el catabolismo muscular

Como cualquier cuestión de las que rodea al mundo del deporte, el catabolismo muscular, no está exento de ser mal interpretado. Se tienen falsos miedos respecto al mismo, sin tener especialmente claro el funcionamiento de este procedimiento corporal.

En este apartado, os voy a explicar cuáles son los 3 principales miedos que existen al respecto del catabolismo muscular:

  • Perder masa muscular cuando se duerme
  • El ayuno y el catabolismo muscular
  • Merma de tejido muscular cuando se deja de entrenar

Catabolizamos masa muscular cuando dormimos

Cuando dormimos, el cuerpo entra en un estado de letargo, en el cual reduce su actividad metabólica. De hecho, se estima que la misma oscila sobre el 10%. Lo que significa, que el número de calorías consumidas se reducen. Pero, adicionalmente, el cuerpo obtiene la energía por la noche de una forma diferente. La cual nos mantendrá más a salvo del catabolismo muscular.

Un aspecto importante en este sentido, es que cuando no realizamos actividad alguna, el cuerpo obtiene su energía de las grasas. De hecho, únicamente emplea un 15% de la glucosa que hay en sangre, obteniendo el 85% de esta energía de las grasas.

Pero, es que ni el 15% de la energía demandada en forma de glucógeno, se obtiene del músculo. Le corresponde al glucógeno hepático, el cual lo va liberando paulatinamiente en base a las necesidades. El glucógeno muscular, sí que se reduce significativamente cuando se entrena de forma dura. Pero no se agota por la noche.

Así que, no perderemos tejido muscular, salvo en caso de dietas horribles o que llevemos una gran cantidad de horas sin comer. Pero, si hemos comido 3 horas antes de irnos a dormir, no deberemos preocuparnos.

Ayuno y catabolismo

El cuerpo, tampoco emplea la energía muscular tras llevar 3 horas sin comer. Es cuando mantenemos al cuerpo en un estado de ayuno prolongado (más de 16 horas), y hacemos ejercicio cuando empezaremos a catabolizar masa muscular. Esto se produce, porque nuestro cuerpo necesita nutrirse con premura, tras haber vaciado sus reservas de glucógeno muscular.

Adicionalmente, después de entrenar, se incrementa la liberación de hormona de crecimiento. Adicionalmente, se optimiza la asimilación proteica y la sensibilidad a la insulina, mejorando ésta cuando estamos en estado de ayuno. Por tanto, el riesgo en este sentido viene cuando entrenamos duramente en ayunas, y no nutrimos a nuestro cuerpo. En este momento sí que el catabolismo muscular hará efecto.

Dejar de entrenar y catabolizar masa muscular

El último de los mitos que vamos a analizar sobre el catabolismo muscular, es el que tiene que ver con el desentrenamiento. En este sentido, hay que analizarlo desde tres ópticas diferentes.

Desentrenamiento en base a nuestras capacidades físicas

En cuanto a la capacidad física del sujeto en sí, afecta, los sujetos más entrenados, se desentrenan con mayor rapidez. De hecho, a las 2 semanas de parón de la actividad física habitual, se empieza a catabolizar masa muscular, y atrofiar sus tejidos.

No obstante, en deportistas recreativos, se estima que el proceso de catabolización muscular empieza a desencadenarse a las 12 semanas del parón de la actividad.

En base al tipo de actividad

En base al entrenamiento que se ha llevado, influye la catabolización muscular que se experimenta. En caso de atletas de resistencia, la quema de masa muscular es mejor. La razón, es que al tratarse de fibras musculares más ligeras, se degradan con mayor lentitud. Por tanto, aguantando mucho mejor el desgaste por el proceso de desentrenamiento.

Respecto a atletas de fuerza, la cuestión es bien diferente. Al poseer una gran cantidad de fibras de contracción rápida, éstas se degradan rápidamente. En estos casos, el catabolismo muscular es bastante más agresivo.

La edad

Otra de las variables que influyen en este sentido, es la edad. La merma del tejido muscular, se produce a edades avanzadas, conociéndose por el nombre de sarcopenia.

Es cierto, que con el paso de los años, el cuerpo se vuelve menos metabolicamente activo, y no recuperamos de la misma manera. Pero lo que no significa, que empecemos a perder masa muscular en caso de que entrenamos (en caso de personas sedentarias, el proceso de degradación muscular, comienza antes).

Conclusión

Por concluir, en efecto el catabolismo muscular, es un problema que debemos tratar de hacer frente en medida de lo que nos sea posible. Seamos o no seamos, atletas de alto nivel. Es decir, es importante que adquiramos conciencia de que el músculo es importante para nuestro organismo, y preservar la mayor cantidad del mismo es bastante positivo.

Pero, lo que no significa que nos volvamos locos. Como hemos podido comprobar en el apartado de los mitos, no es un fenómeno tan frecuente como se pueda pensar. Y mientras sigamos una dieta planificada y un entrenamiento correctamente programado, lograremos nuestros objetivos.

Para acabar, os quiero dejar con un artículo sobre el anabolismo y catabolismo. En él, comenté también cuál es el fenómeno antagónico al catabolismo, y relacionamos ambos procesos:

Summary
Article Name
Catabolismo muscular: ¿Qué es?
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general