Comer antes, durante y después del entrenamiento
4.5 (90%) 2 votes

En ejercicios en casa hemos comprobado a lo largo de los años que lo que comemos antes, durante y después del ejercicio puede suponer una gran diferencia en nuestros entrenamientos y posterior recuperación, así que os damos nuestros consejos para llevar una buena alimentación deportiva.

Comida entrenamiento

Comer antes de entrenar

En el caso de comer antes de entrenar lo recomendable es una alimentación baja en grasa, ya que la digestión puede ser muy pesada y nos provocará fatiga durante el entrenamiento.

También debemos incluir hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales, pan integral, frutos rojos o legumbres que nos van a aportar la energía necesaria durante el entrenamiento.

Por supuesto, vamos a estar bien hidratados y nunca debemos entrenar con el estómago lleno. Se recomienda que la comida se haga entre 30 y 60 minutos antes de realizar el ejercicio.

Comer durante el entrenamiento

Si vamos a realizar entrenamientos cardiovasculares con el objetivo de perder grasa, es suficiente con mantenerse hidratado bebiendo líquido. Si consumimos agua con zumo de limón o mineral, permitimos a nuestro organismo absorber más rápido el líquido por efecto del sodio contenido en estas bebidas.

Bebidas isotónicas

En cambio, para entrenamientos especialmente duros es recomendable tomar alimentos que nos aportan azúcares de forma rápida como el plátano. Las bebidas isotónicas también son ideales ya que a parte mantenernos hidratados, contienen minerales y azúcares que nos ayudan a resistir con garantías el castigo al que sometemos al cuerpo en estos entrenamientos.

Comer después del entrenamiento

Las proteínas deben ser las protagonistas en nuestra alimentación posterior al entrenamiento ya que son la pieza más importante para que nuestros músculos se recuperen y crezcan fuertes. Una persona normal deberá consumir 1 gramo de proteína por kilo de peso si buscamos mantener el peso. No obstante, si lo que queremos es aumentar nuestra musculatura, el consumo debe aumentar a 2 gramos por kilo de peso.

A la hora de comer después del entrenamiento nos beneficiamos de que gran parte de los nutrientes que absorbe el organismo en esos momentos, van destinados a la recuperación de los músculos, pues nuestro cuerpo acaba de consumir gran parte de sus reservas.

Unos buenos ejemplos de alimentos ideales para consumir después del entrenamiento son el plátano, leche, pechugas de pavo, atún y huevo cocido.

Debemos tener en cuenta, que aunque podemos incluir cierta cantidad de hidratos de carbono, aquellos que busquen perder peso con sus rutinas de entrenamiento, deberían evitarlo.

Conclusiones

Como veis, comer antes, durante y después del entrenamiento es importante y os ayudará a tener una buena progresión física con nuestras rutinas de entrenamiento.

Como último consejo, os podemos decir que cada persona es un mundo y que no somos capaces de tolerar y absorber los nutrientes de igual manera. Desde ejercicios en casa, os decimos que nadie se conoce mejor que uno mismo y no todo nos funciona de igual forma así que os animamos a probar con diversos alimentos dentro con las características que os detallamos en el artículo y comprobar sus efectos de manera personal.

Summary
Article Name
Comer antes, durante y después del entrenamiento
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Osiris

Me encanta el entrenamiento de fuerza y los deportes de habilidad. Powerlifting, Break Dance, Capoeira, Tai Chi... ¡lo que me echen!

  • israel

    M agrada cada cosa q comparten..

    • Muchas gracias Israel!