¿Cómo evitar el efecto rebote?
Rate this post

Las dietas bajas en calorías y en grasa, están condenados al fracaso: cuando la ingesta de alimentos se reduce el cuerpo reacciona mediante la reducción de nuestro gasto de energía (metabolismo) y tan pronto como el consumo de calorías se incrementa hasta alcanzar valores normales, recuperamos el peso perdido (o más).

Por lo tanto, en la raíz de cómo evitar el efecto rebote, subyace un problema previo, que es estructurar adecuadamente un modelo nutricional válido con el que podamos adelgazar.

Cómo evitar el efecto rebote – ¿Es posible evitarlo?

Seguro que sí. La clave es que nuestro cuerpo no debe pensar que se muere de hambre y por lo tanto el metabolismo no se reducirá.  Pero, ¿cómo conseguir que nuestros cuerpos no sienten que se mueren de hambre?

Es muy sencillo: no matando a nuestro cuerpo por inanición, es decir, dando a nuestro cuerpo la cantidad de comida que necesita. Deberemos bajar de peso gradualmente, aportando a nuestro cuerpo siempre los nutrientes necesarios para poder estar surtido. Este punto es fundamental si queremos saber cómo evitar el efecto rebote.

Cuando adoptamos una dieta baja en carbohidratos, nuestro cuerpo no sólo se alimenta de lo que comemos, sino también de nuestra propia grasa corporal. Lo que no proviene de una fuente, seguramente provenga de otra, pero lo que es seguro, es que no habrá escasez de alimentos. Mientras hay suficiente comida, el metabolismo no se reducirá y no hay razón para sufrir el efecto rebote.

Cómo evitar el efecto rebote

Cómo evitar el efecto rebote – Alternativas

Cuando la dieta es baja en carbohidratos, se ha demostrado que nuestro metabolismo no se reduce tanto como cuando cortamos otros macros. En estudios con personas que querían perder peso siguiendo una dieta de calorías reducidas, se demostró que cuando esta era muy baja en grasas, el gasto energético total (GET) se redujo en 423 calorías, mientras que cuando siguieron una dieta baja en hidratos de carbono, la reducción fue de tan sólo 97 calorías.

Ambos modelos, eran basados en dietas bajas en calorías, pero como podéis contemplar, cada una tuvo efectos diferentes sobre nuestro metabolismo de forma significativa. De todos modos, hay estudios que no evidencian un cambio tan grande en la actividad metabólica entre sujetos, pero lo que sí parece ser cierto es que la lógica gira en torno a este sentido.

No obstante, para saber cómo evitar el efecto rebote, debemos ser conscientes de que deberemos hacer un recorte consecuente e inteligente en cuanto a todos los macronutirentes recortados tal y como advertía al principio del artículo. Es decir, siempre debe guardar un equilibrio racional, sin llegar a hacer recortes significativos y absurdos ni de grasas, ni de carbos.

Summary
Article Name
¿Cómo evitar el efecto rebote?
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general