Ejercicios lesivos: ¿Cuáles son y cómo se puede minimizar su riesgo?
Rate this post

Expertos del mundo de la salud, a menudo, nos contraindican hacer determinados ejercicios que consideran como potencialmente lesivos. médicos alertan sobre los riesgos de ejercicios como el peso muerto o la sentadilla.

En el subconsciente del ser humano, queda incrustado este tipo de ideas alrededor de determinados ejercicios lesivos. Lo que no saben, es que son uno de los mejores movimientos para obtener resultados y fortalecer todo nuestro cuerpo para evitar padecer lesiones.

Pero, tristemente, si no somos capaces de hacer bien determinados movimientos, sí que son ejercicios lesivos, o al menos potencialmente. Cuando un determinado tipo de actividad física produce adaptaciones buenas en nuestro organismo, va a generar tensión en nuestro cuerpo. Y si existe tensión, hay riesgo de lesión.

ejercicios lesivos

Y el primer paso evaluar el riesgo de un determinado “ejercicio lesivo” real, es ver que nos es incómodo. Y no digo que sea complejo realizarlo, sino que nos duelan las articulaciones de forma prolongada en el tiempo. Pero no es algo que podemos juzgar a las primeras de cambio porque un ejercicio sea complicado de hacer.

De hecho, muchos de estos ejercicios, la dificultad que tienen es que pare ser dominados adecuadamente se necesita mucho tiempo y depuración técnica. Una sentadilla, por ejemplo, es un movimiento mucho más complicado de lo que puede parecer a simple vista.

Pero, os parecería sorprendente el índice menor de lesiones que hay en el mundo del levantamiento de pesas en comparación con otras actividades como fútbol, baloncesto o sencillamente correr. De hecho, está evaluado el riesgo, en 20 veces menos, aunque parece al contrario. Por tanto, hay que revaluar la percepción sobre los ejercicios lesivos.

ejercicios lesivos

Ejercicios lesivos – Métodos para reducirlo

Está claro, que cualquier práctica deportiva, es potencialmente lesivo
Por otra parte, que algo no sea inherentemente lesivo no quiere decir que puedas/debas hacerlo una vez lesionado. No aplican los mismos criterios estando sano que recuperándose de una lesión.

  • Realiza ejercicios de movilidad articular antes de entrenar, para evitar la rigidez muscular y articular.
  • Es importante hacer ejercicios de aproximación o más sencillos, antes de ponernos con movimientos más lesivos. Por ejemplo, hacer unas cuantas series de pocas flexiones antes de hacer el press de banca nos ayudará a calentar bien el cuerpo.
  • Cuidad la técnica mucho. Es uno de los factores más importantes a la hora de evitar lesiones cuando entrenemos.
  • No hagáis saltos muy grandes de pesos para ir adaptando a vuestro cuerpo al peso. En caso de hacerlo, controlad mucho el movimiento y siempre y cuando hayamos calentado adecuadamente.
  • No trabajar siempre al fallo muscular, ya que es mucho más lesivo cuando entrenamos hasta el límite. En caso de movimientos con peso corporal no es tan crítico, pero en ejercicios compuestos pesados, hay que tener bastante cuidado.
  • El material, es importante. Por ejemplo, unas rodilleras o muñequeras, pueden hacer milagros a la hora de aliviar parte del dolor que puede llegar a provocarnos determinados movimientos.
  • Procura descansar bien entre sesiones. trabajando con agotamiento y cansancio muscular acumulado, puede ser una causa de lesión. Entrenad cuando os lo marque vuestra rutina y no hasta caer inconscientes.
Summary
Article Name
Ejercicios lesivos: ¿Cuáles son y cómo se puede minimizar su riesgo?
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general