El camino del guerrero
Rate this post

“El camino del guerrero” es una frase extraída de la película el  El último samurai. He escogido este nombre para el artículo porque es una frase muy adecuada que resume bastante bien sobre lo que voy a hablar hoy.Como todos bien sabemos, la vida está plagada de contra tiempos y dificultades que nos afectan de uno o de otro modo. Desempleo, pérdidas de familiares o amigos, desengaños amorosos, enfermedades y ,por desgracia, un largo etcétera.

A cada uno nos afectan en mayor o menor medida, en función también del alcance del “problema” en sí y de la capacidad de aguante psicológico de cada uno. No todos tenemos la misma predisposición a afrontar dichas contingencias, hay gente que es capaz de sobreponerse muy rápidamente a estas situaciones y, por contra, hay otras personas se ven inmersas en traumas de los que nunca son capaces de salir.

el camino del guerrero

Tenemos que estar preparados psicológicamente para cualquier situación del estilo, la vida no sólo es una sucesión de momentos placenteros y bonitos. Con esto, no quiero decir ni mucho menos, que tengamos que vivir en una atmósfera de miedo e incertidumbre, simplemente tenemos que mentalizarnos de que pueden pasar y pasarán hechos como los que he narrado anteriormente, porque forman parte de la vida.

Estas luchas, estas contiendas, nos curten, nos hacen más fuertes y, sin lugar a dudas más resistentes, al igual que a un guerrero. Salir de cada una de ellas, es una pequeña victoria a nivel emocional y mental, son nuestras cicatrices de guerra a las cuales deberemos mirar de vez en cuando para recordar por todas aquellas batallas de las que hemos salido “vivos”.

Evidentemente, no es lo mismo sufrir una lesión o padecer una enfermedad leve o moderada con el hecho de perder a alguien importante en nuestras vidas. Estas “cicatrices”, son especiales, son aquellas que debemos lucir con orgullo. Forman parte de nuestra alma, de nuestro espíritu,  de las que el guerrero nunca se deberá separar, pues forman parte de su seña de identidad.

El guerrero, batalla a batalla mejora su espada, armadura y escudo, las prepara para que cada vez sean más aptas para las futuras contiendas a las que tendrá que hacer frente. El espíritu del guerrero no se apaga una vez que acaba de salir vencedor de una batalla, siempre está atento y vigilante y para ello lucha y se prepara.

Debemos estar preparados para cualquier futura contienda y no dejarnos amedrentar por lo temible que pueda ser el rival. El guerrero se levanta una y otra vez, eso es lo que define su carácter.

A pesar de la profundidad de las heridas que hayamos sufrido en el combate, hay un hecho que es seguro y es que acaban por cicatrizarse. Mientras el dolor de la herida persiste, el guerrero lucha por seguir adelante, hace su vida, no se recluye en su casa lamiéndose las heridas.

Bajar los brazos, tirar las armas, es algo que un auténtico luchador nunca haría. La vida está llena de meritorios “trofeos” por los que luchar y conseguir, al igual que está repleta de duras batallas, también hay muchas cosas por las que merece la pena no dejarse vencer, cada uno tenemos unas metas o ilusiones.

Sólo la muerte, hará descansar al guerrero. Todos nosotros llevamos dentro ese guerrero del que llevo hablando durante todo el artículo. En momentos de debilidad y tristeza,, no os deis jamás por vencidos.

Luchad hasta la extenuación por lo que realmente queréis y deseáis en la vida y que los contra tiempos vitales, no sean más que eso, “cicatrices” o recuerdos de lo que hemos pasado en nuestra vida. Cuando estéis tristes afligidos, sacad fuerzas de flaqueza para continuar hacia adelante, daos por seguros que reforzará vuestro carácter.

Con este artículo quiero ayudaros a todos los que os encontréis en vuestro mejor momento. Sed optimistas, fuertes y regios, como un guerrero herido que no para hasta ver a su enemigo derrotado.

Sed optimistas y dad lo mejor de vosotros, no sólo por vosotros sino también por vuestros compañeros de fatigas,que dependen de nosotros de una u otra forma y que velan por nuestra seguridad en batalla.

Ánimo compañeros de batalla, que la fatalidad no tenga la suerte de vernos caer, sobrepongámonos a la adversidad y ¡demósle nuestro mejor golpe!.

Summary
Article Name
El camino del guerrero
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general