El fuego interior
Rate this post

Todos y todas en la vida, hemos atravesado por momentos complicados y difíciles. Entender la vida como un estado de felicidad permanente, es un error, pues el ser humano fluctúa y oscila constantemente por estados de felicidad, tristeza, ira, esperanza, dolor…y son sólo algunos ejemplos del mar emocional por el que suele navegar nuestra mente. Gestionar las emociones bonitas e intensas, suele ser fácil, ya que nos producen satisfacción y son placenteros para nuestro cuerpo y mente. No obstante, no todos y todas somos capaces de gestionar adecuadamente los malos momentos. Y precisamente sobre éste tema, trata el artículo de hoy, con el fin de daros algunas consejos en clave motivacional para conseguir salir adelante de estos pequeños baches que el destino nos pone del largo viaje que es la vida.

Muchas veces,es complicado conseguir reunir la suficiente fuerza y ganas para salir de determinadas situaciones vitales complicadas. La muerte de un familiar, complicaciones laborales, problemas sentimentales…son algunas de las causas habituales que nos pueden llevar a un estado de angustia y ansiedad generalizado si no somos capaces de gestionarlos correctamente. Son momentos en la vida, que como no los sepamos afrontar de la forma correcta, nos pueden llegar a sumir en un estado de depresión. No todo el mundo los afrontamos de la misma manera, ya que no todos vivimos bajo un marco contextual vital igual, y no todo el mundo posee las mismas herramientas emocionales para plantarlas cara.

fuego interior

Pero lo que es claro, que una parte fundamental para afrontar y superar un problema, depende de la actitud que tengamos a la hora de superar el problema. Me explico mejor a continuación con un ejemplo:

“Me han despedido del trabajo, soy mayor en comparación con otra muchas personas y no estoy lo suficientemente cualificado para competir por el puesto de trabajo que quiero”

Ésta situación, puede tener múltiples lecturas. Habrá personas, que se dejen vencer por el desánimo, que día tras día se lamenten de su situación, que se queden en la cama compadeciéndose de ellos mismos, buscando medidas de evasión que les ayude a olvidar su problema real. Pero habrá otras, que entren en un estado de duelo vital, que se levanten cada mañana con una fuerza y energía renovada actualizando su CV, yendo a echar trabajo presencialmente, por Internet, contactando con su entorno para ver qué posibilidades pueden surgir de trabajo y otras miles acciones más harán hasta conseguir salir hacia delante.

Este tipo de personas, sale fortalecida de situaciones complicadas. Una versión mejorada de sí misma sale tras sufrir un varapalo, que a muchos les dejaría tiritando en el sitio. Su fuego interior se aviva con una fuerza imparable, sabiendo que nada, ni nadie en el mundo les podrá detener hasta hacer conseguir sus objetivos. 

Si mi experiencia os sirve de ejemplo, no hay nada más en la vida que me active que vivir una situación “negativa”. De hecho, no es una cosa que me guste vivir en absoluto, y ojalá me toque vivir pocas a lo largo de lo que me quede de vida, pero sé que de cada una de ellas que me toque vivir, una versión más fuerte de Juanma resurgirá tras afrontarla. No digo con todo esto, que lo vaya a pasar bien y que me guste vivirlas, pero cada nuevo día que comienzo me levanto proponiéndome ponerle frente y afrontar la situación como mejor puedo. Muchos días tropiezo y me equivoco, otros muchos “empeoro” (lo entrecomillo porque a veces empeorar es relativo, y nunca sabes si a la larga es mejor) la situación respecto a como estaba al empezar al día, pero os aseguro que nunca me rindo y acabo saliendo hacia delante.

Y os aseguro, que estoy orgulloso y no cambiaría nada en mi vida de lo que he vivido hasta el momento, con sus cosas buenas y sus cosas malas, pues gracias a todo ello me encuentro en el momento que estoy y muchas de las experiencias que he vivido y de las personas que he conocido, gracias a las situaciones de crisis que he vivido.

No hay problema lo suficientemente grande como para hacer frenar a alguien que está decidido a salir hacia delante. Y cuando digo nadie es nadie, por mucho que nuestro entorno y situaciones se pongan en contra de nosotros, hay pocas cosas que sean capaces de parar en seco a alguien dominado por un estado de determinación absoluto.

La voluntad humana, es un sentimiento imparable, que nos hace capaz de salir de situaciones increíbles, de obrar auténticos milagros, de encontrarnos con un yo interior que jamás pensaríamos que residía en nuestro interior. Y es ese fuego interior que brota con la chispa de un problema el que nos hace despertar. Ése fuego interior, que hace que un día nos levantemos de la cama, nos miremos frente al espejo y nos hace decir ya basta de lamentarse. Y este fuego interior no es exclusivo de algunas personas, todos lo tenemos, únicamente es cuestión de encontrar la manera de hacerlo despertar.

Ánimo y fuerza a todos los que os encontráis atravesando una mala racha. Seguro estoy, que de las cenizas de vuestro antiguo yo, sale una versión mejorada y más auténtica de lo que fuisteis en el pasado.

Summary
Article Name
El fuego interior
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general

Etiquetas:
  • Yo estoy con mi compañero, la voluntad es una de las cosas más importantes a la hora de plantearse cualquier tarea.

    Sobre todo a la hora de empezar, que es uno de los momentos más difíciles de afrontar los miedos.

    Ahora te contesto en el otro post! ;)