¿Por qué debemos incluir ejercicios unilaterales en nuestro entrenamiento?

Los ejercicios compuestos, son los movimientos que suelen predominar en el mundo del entrenamiento de fuerza. La verdad, es que hay una gran cantidad de razones por los cuales se utilizan, entre otras razones porque son inigualables  constructores de fuerza y de masa. Pero antes de entrar en materia, hay que explicar pertinentemente qué son los ejercicios unilaterales y bilaterales:

  • Ejercicios bilaterales: son los ejercicios en que las extremidades de ambos lados del cuerpo se ejercitan a la misma vez. Los ejemplos más claros son la sentadilla, el press de banca , y el peso muerto.
  • Ejercicios unilaterales: son aquellos ejercicios en los cuales nos dedicamos a trabajar de manera independiente cada una de las partes de nuestro cuerpo. Los ejemplos más claros son el curl de bíceps con mancuerna (si realizamos con un brazo el ejercicio), el press militar con mancuernas (si realizamos con un brazo el ejercicio), o el remo con mancuerna.

Continuar leyendo

La importancia de los ejercicios unilaterales

Los ejercicios unilaterales, son aquellos en los que trabajamos cada una de las partes de nuestro cuerpo por separado. Es decir, son los movimientos contrarios a los compuestos, en los que ejercitamos simultáneamente diferentes zonas como el press de banca o la sentadilla, que se encargan de reclutar una gran cantidad de fibras musculares de diversos músculos.

Continuar leyendo

5 Ejercicios para ganar masa muscular: Movimientos unilaterales

Como bien sabéis, no existen partes del cuerpo que sean igual de fuertes. El cuerpo humano es imperfecto, y no tenemos la misma dotación física en nuestros lados del cuerpo.  Para nivelar este “efecto natural”, deberemos entrenar en consecuencia, haciendo ejercicios que nos permitan conseguir una mayor simetría.

Continuar leyendo

Beneficios de hacer ejercicios unilaterales

Una de las mejores maneras de estimular el crecimiento de nuestros músculos, es obligarlos a hacer frente a un estrés que no están en absoluto acostumbrados. Debido a que el cuerpo humano es, literalmente, una máquina de adaptación, si realizamos continuamente los mismos ejercicios una y otra vez, es muy probable que lleguemos a una meseta de estancamiento en cuanto al tamaño, incluso si aumentamos con éxito nuestra fuerza.

Continuar leyendo