¿Cómo hacer un gimnasio en casa con bajo presupuesto?
Rate this post

Recientemente tuve la oportunidad de crear mi propio gimnasio en casa. Mis tipos de entrenamiento favoritos, son aquellos que están basados en ejercicios funcionales, y a consecuencia de que en la zona donde vivo no hay centros acondicionados con el material que quiero, me planteé la opción de hacerme un gimnasio en casa.

Si os planteáis la posibilidad de crear vuestro propio gimnasio en casa, entonces este es vuestro artículo:

¿Por qué hacer un gimnasio en casa?

A decir verdad, un gimnasio en casa es sólo una preferencia. Si te gusta el gimnasio que actualmente asiste, no hay necesidad de cambiar una buena cosa. Es todo acerca de sus necesidades actuales, el costo, y lo que le beneficiará en el largo plazo.

gimnasio en casa

El costo de un gimnasio o de un box de CrossFit

Con la popularidad del CrossFit, los precios de pertenencia a los mismos se han regulado algo más, pero siguen siendo prohibitivos para muchas personas.  Después de haber hecho algunos cálculos sobre el coste de pertenencia media (en España), puede costarnos 100€ el acceso ilimitado a sus instalaciones.

A pesar del coste, no digo que el coste no esté ajustado,  ya que la calidad y la personalización de los entrenamientos en el Crossfit, hace que los precios tengan que ser más altos que los de un gimnasio convencional.

Por otro lado,  están los gimnasios convencionales, que son más baratos que los gimnasios de Crossfit. Pueden oscilar de 15-50€ al mes,  un poco más asequible, pero deberemos recordar, esto es para una sola persona. Para familias, este coste se duplicará como mínimo, salvo promociones especiales a las que nos podamos adherir.

¿Cómo construir un gimnasio en casa barato?

Lo primero que tenemos que conseguir es algo vital: un rack completo, barras, discos, anillas, ganchos y una barra de dominadas (adquiera la suya aquí al mejor precio). Hemos presupuestado aproximadamente, comprando material barato, y puede salir por 1.000-1.200 euros.

Además, contamos con una sección en la que vamos recopilando los mejores aparatos y complementos para nuestro gimnasio en casa: accede a nuestro gimnasio en casa.

A continuación, os damos algunas pautas básicas para reducir aún más el costo de un gimnasio en casa:

Gimnasio en casa – Marcas alternativas

El rack era una gran inversión, y sabíamos que si pedimos uno de ellos a Rogue Fitness,  es una opción segura, pero muy cara. Existen otras marcas diferentes, como Singular Box o Body Kan  que vende a menor precio y a una calidad similar que la gran marca de material americana.

Compramos un rack decente, que tenga barra de dominadas y anillas incorporadas, nos puede amortizar bestialmente la inversión, ya que estamos ahorrando en material. Si no tenemos un lugar cercano que venda este tipo de material, podemos probar a asistir a espectáculos de fitness donde veremos marcas alternativas que podemos consultar los precios del material que fabrican, más barato que el de las grandes marcas.

Gimnasio en casa – Barras y discos

Las barras y discos, son caros si miramos directamente marcas como Eleiko o Rogué Fitness, pero hay múltiples formas de compararlas. Adicionalmente de consultar marcas alternativas, siempre nos queda la altura de poder ir a una empresa que se encargue de distribuir metal a coste de fábrica y pedir presupuesto para ver cuánto nos costaría que nos hiciesen un juego de barras y discos de tamaño variable.

Lo podréis comprobar, pero el precio es mucho más económico, y podemos adquirir mucho material de dicha manera, ahorrando una gran cantidad de capital-

Gimnasio en casa – Acondicionar el espacio

Colocar planchas amortiguadoras en el suelo, puede ser barato si el espacio que queremos habilitar no es muy grande. Nos puede costar unos 200€ siendo una superficie superior incluso de los 50 metros cuadrados de espacio.

¿Cuánto tiempo se tarda en amortizar la inversión?

Vamos a hacer algunos cálculos rápidos para una persona sola. Si pagamos aproximadamente 100 € al mes, al año nos sale 1.200 €. Este es el coste, aproximado, que nos puede acondicionar nuestra casa con el material necesario para entrenar, durándonos mucho tiempo esta inversión.

Para un gimnasio convencional que cueste 30€, tarda más en amortizarse, ya que necesitaríamos 3 años y 3 meses en rentabilizar la inversión. La ventaja respecto a éstos, es que el material nuestro es personalizado y que lo podemos utilizar cuando deseemos.

Summary
Article Name
¿Cómo hacer un gimnasio en casa con bajo presupuesto?
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general