Críticas a la calidad de la dieta vegetariana ¿tienen poso de verdad?
4 (80%) 2 votes

Hay una gran cantidad de tendencias alimenticias a día de  hoy, con el auge del sector del fitness y del cuidado de nuestra salud, este tipo de actividades se ha incrementado sensiblemente. Es por ello, además de por la mayor preocupación sobre la ética de la vida animal, por la cual la dieta vegetariana ha pegado un impulso considerable, por lo que las voces que apoyan su utilidad han crecido notablemente. Pero, también han sufrido ácidas y potentes críticas, que tratan de tumbar muchos de los beneficios que estas pueden tener.

En el artículo de hoy, veremos hasta qué punto esto es cierto. Centrándonos en ver qué problemas tienen este tipo de productos que solemos encontrar en los supermercados. 

¿La dieta vegetariana es tan buena como parece?

alimentos vegetarianos

A día de hoy, cerca de 4 millones de españoles se definen como veggies, término que engloba hasta a flexitarianos, lo que realmente puede ser algo confuso, porque este último grupo puede ser poco ortodoxo a la hora de seguir los principios de la dieta vegana/vegetariana. No obstante, es interesante en cuanto a la fuerza de la tendencia, y al incremento de personas que se sienten identificadas con estos principios de vida.

La alimentación basada en vegetales gana cada año más adeptos, incrementándose más todavía entre los jóvenes de entre 15 y 35 años. Las motivaciones fundamentales que subyacen detrás de este hábito son la sostenibilidad y bienestar animal, aunque cada vez más personas relacionan el consumo de vegetales como una forma de regular mejor su dieta y evitar caer en alimentos que pueden ser dañinos para su salud, y peso corporal.

¿La dieta vegetariana está bien equilibrada?

No es fácil hacer una compra responsable y saludable de alimentos de estas características. En su gran mayoría, se tratan de productos que podemos encontrar fácilmente en establecimientos alimenticios como diferentes tipos de carnes, dulces y demás, y las alternativas que podemos encontrar son alimentos ricos en almidones, aceites y/o azúcares que los convierten en alimentos muy poco saludables.

Por ejemplo, el queso vegano, no es más que una mezcla de grasas saturadas sólidas, de aceite de palma o de coco, con almidón. Tiene una composición proteica muy pobre, y esto nos debería hacernos replantear si es un alimento válido a la hora de sustituir los lácteos con este tipo de productos. Puede pasar parecido con bebidas vegetales encontradas en los centros comerciales, porque estas también son ricas en aceites vegetales, azúcar y almidones espesantes en su composición, por lo que es muchas veces mejor crearnos de forma casera este tipo de batidos o bebidas.

Con las carnes vegetarianas pasa algo parecido, dado a que son ricas en aceites refinados, almidones, tienen también clara de huevo (no apta para veganos) y agua. Se crear con proteínas y almidones, siendo una mezcla próxima a la carne real, pero de peor calidad nutricional en todos los sentidos. Además, de que contribuyen de una forma más pobre a la síntesis proteica.

¿Es buena la carne vegetal?

Profundizando más en este sentido, vamos a hablar del despegue que ha experimentado el consumo de este tipo de productos. La carne vegetal ha pegado un incremento bestial, siendo su principal ingrediente la soja. También la heura está poniéndose de moda, y como dice Marc Coloma se está convirtiendo en su digno sucesor. Esta posee una considerable cantidad de proteínas y su sabor nos recuerda a la carne animal, pero ojo que  no es apta para alérgicos a la soja.

Además de este tipo de carnes vegetales, se están desarrollando diferentes tipos de alternativas como pueden ser las que están constituidas por harinas y levaduras para simular el sabor de la carne animal, pero de momento no se han hecho grandes avances en cuanto a similitud de nutrientes. Deberemos evaluar el  etiquetado de forma crítica, porque hay productos de estas características con una composición nutricional horrible, pero que enmascaran el producto bajo la etiqueta de «vegetarianos» para mostrarse como saludables.

Carnes creadas en el laboratorio ¿Son buenas?

En este apartado, podemos encontrar un amplio elenco de diferentes tipos de platos veganos que se desarrollan a partir de células madre, cuyo objetivo es emular el sabor y la textura de la carne, sin necesidad de tener que matar animales.

No obstante, estos planes no son adecuados para la alimentación vegana, ya que, de momento, cultivar células se necesita un aporte de vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes provenientes de suero fetal. Otro de los problemas de este tipo de productos es que su coste de producción es caro, por lo que lo vamos a tener que pagar cuando vayamos al mercado a adquirir gramos de esta carne.

Legislación referente a productos de la dieta vegetariana

Hay un sello de que nos va a permitir distinguir este tipo de alimentos, llamado V-Label. Se trata de un distintivo internacional, el cual es desarrollado por la Unión Vegetariana Europea, revestida con una fuerte legitimidad dentro de los círculos de vegetarianos habiendo bastantes empresas que se adhieren algunas empresas. Este sello, garantiza que son productos libres de carne animal.

Adicionalmente, en el año 2018 se ha creado un etiquetado que evalúa el nivel de proximidad a estos principios alimenticios, ya que indica si estos productos son: no vegetariano/vegetariano/vegano. Los que lo han desarrollado, indican que los vegetarianos y veganos encuentras arduas dificultades para hallar alimentos acorde a su dieta. Entre que cuesta bastante encontrarlos, y en que otros muchos son o caros o de mala calidad, necesitan herramientas que faciliten el proceso de compra de estos. Por otro, también deben estar libres de aditivos para ubicar su origen y saber si pueden consumirlo o no.

 

Conclusiones

Realmente, estamos viendo que toda la cultura de alimentación vegetariana está creciendo enormemente, pero que todavía queda trabajo para que esta consiga alcanzar unos niveles de calidad elevados. La realidad, es que alguien que quiera llevar una dieta vegetariana tendrá mayores dificultades de seguir una alimentación de calidad, pero esto suena a obvio, ya que la motivación principal es ética y no nutricional.

Desde esta perspectiva, y asumiendo el hándicap de limitar nuestra alimentación, existen muchos productos que podemos emplear, a día de hoy, para comer sanamente. Y lo más interesante, tal y como funciona nuestro sistema de mercado, la tendencia irá a más cada vez, pues el número de vegetarianos y veganos no para de crecer, por lo que habrá más empresas y negocios que busquen obtener beneficio de estos y satisfacer sus necesidades. Lo que ayudará a este colectivo, porque tendrán más y más elementos para elaborar su dieta.

Summary
Article Name
Críticas a la calidad de la dieta vegetariana ¿tienen poso de verdad?
Description
La calidad de la carne y de otros productos de la dieta vegetariana es tan bueno como parece, o está motivada esta buena prensa por la mercadotécnica. Lo evaluaremos en este artículo
Author
ejercicios en casa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general