4 Mitos sobre las sentadillas
5 (100%) 1 vote

No hay dos personas iguales. Con esto en mente, no hay teorías absolutas en lo que se refiere al mundo del ejercicio. Cuando se trata de las sentadillas, todo el mundo sabe, que hay consejos básicos que debemos seguir con el fin de mantener la seguridad y evitar lesiones, mantenimiento la columna en altura, los métodos de respiración adecuada, la distribución de peso a través de todo el pie, y la opresión a través del núcleo y la parte superior. 

sentadillas mitos

Pero cuando se trata de los siguientes cuatro mitos, me provoca estupor escuchar algunos consejos. Lo peor que un levantador puede hacer, es tratar de encajar una clavija redonda en un agujero cuadrado. No hay una talla única para todos en los tipos de cuerpo y estructuras esqueléticas, así que presten atención a esta importante información sobre las sentadillas:

Sentadillas – Colocar los pies al ancho de los hombros

No todo el mundo puede colocar los pies de la misma forma, ya que no tenemos la misma anchura de hombros, ni estructura ósea. Fijémonos en la construcción de la pelvis, que ni por tamaño, ni por posición es diferente en todos los seres humanos.

Al igual que los ojos y los oídos de alguien, puede varíar ligeramente de una persona a otra. Es necesario establecer la posición que mejor promueva la posición para nuestro esqueleto. Una postura más estrecha, probablemente, va a funcionar mejor para alguien cuyo acetábulos se colocan ligeramente hacia la parte delantera de la pelvis.

Una postura más amplia funcionará mejor para uno cuya acetábulos están hacia el exterior de la pelvis. No adaptarnos a nuestro su cuerpo, en este sentido, puede provocarnos problemas en la articulación de rótula de la cadera, ya que estaremos restringidos debido a la postura.

De hecho, el motivo de que los grandes levantadores adopten una amplia posición de sentadilla no suele ser por cuestiones técnicas, sino por motivos estructurales de su capacidad ósea.

Sentadillas – Las rodillas no deben sobrepasar los dedos de los pies

Este es el mito que probablemente escucho con mayor frecuencia. Si se piensa en cualquier escenario funcional, las rodillas pasan los dedos de los pies todo el tiempo (cuando subimos hacia arriba o hacia abajo un tramo de escaleras, cuando nos sentamos en una silla…). No debemos entrenar al cuerpo para evitar este fenómeno.

Una vez más, depende de nuestro esqueleto. Un levantador de piernas largas y un torso corto, nunca será capaz de alcanzar la profundidad suficiente, por culpa de sus proporciones.

Sentadillas – Son malas para la espalda

Las sentadillas no son malas para la espalda, salvo si adoptamos una mala posición. Si tendemos a echar el cuerpo hacia adelante, y desplazar el eje de gravedad, la tensión se trasmitirá hacia la espalda baja, provocando graves dolencias.

Dicho esto, tratando de depurar la técnica y tratando de realizar una sentadilla perfecta, evitaremos que esto ocurre. El dolor de espalda es provocado por una mala técnica o debilidad extrema de la espalda baja al no ser trabajada (de ahí la importancia de hacer ejercicios auxiliares, como los buenos días o las zancadas).

Sentadillas – Mirar hacia arriba para mantener la espalda recta

Al realizar la sentadilla, un asesino silencioso para la salud de nuestra columna vertebral es levantar la mirada en exceso mientras levantamos el peso. Todos los ejercicios se realizan mejor con la columna en posición neutra.

Mirar hacia arriba, puede modificar la postura de la columna, pudiendo romper el ángulo adecuado para situar el peso. Es fundamental, equilibrar correctamente el cuerpo, viendo si determinado postura puede ser excesivamente lesiva.

Aprendamos mejor, a  mantener recto y con la espalda recta y ligeramente arqueada, con la cabeza en una posición neutra. Como beneficio adicional, colocar la espalda en posición neutral, mejora la conducción nerviosa adecuada de la médula espinal sin pinzamiento. Eso significa que el potencial para que podamos utilizar todas nuestras fibras musculares disponibles se eleva.

El cuerpo humano es diferente de persona a persona, por lo que no podemos esperar que las mismas claves que funcionan para todos, nos funcionen a nosotros. En cuanto a los anteriores cuatro mitos, tratad de tomarlos algunos de ellos como leyes inmutables. Son relativos a cada uno, y no todos tienen porqué funcionar con nosotros.

Summary
Article Name
4 Mitos sobre las sentadillas
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general