Puntos importantes a seguir si queremos adelgazar rápidamente
Rate this post

En problema que suele existir cuando alguien se pone a dieta, es que trata de conseguir hacerlo lo más rápidamente posible, ignorando los posibles efectos secundarios que pueda conllevar. Se buscan resultados, y se quiere que cuanto antes aparezcan, mejor.

A pesar de que, a nada que busquemos información, nos daremos cuenta de que adelgazar lentamente, y bajo un criterio nutricional bien organizado, es la mejor opción a largo plazo. De hecho, si vamos al médico especialista, lo que se nos suele indicar es que la pérdida de peso debe ser paulatina, procurando hacer caso omiso a las dietas milagro.

De hecho, a pesar de lo que os voy a indicar en el artículo de hoy, soy partidario de seguir una dieta lenta y segura para conseguir perder peso, antes que optar por métodos que nos permitan adelgazar rápidamente. Lo que no quiera significar, que sea efectivo comenzar con una primera fase que sea más agresiva, pero hay que controlarla adecuadamente.

De hecho, comenzar la dieta con una primera fase de pérdida de peso más agresiva nos ayudará a conseguir mejores resultados a largo plazo. Pero vamos a analizar, a continuación un poco mejor el tema, para comprender las diferencias entre abogar por un sistema rápido, o lento.

Diferencia de modelos

adelgazar rápidamente

La idea de que perder peso rápido genera un terrible efecto rebote es la principal causa que se nos suele alegar a la hora de indicarnos que son peligrosas, además de posibles desórdenes alimenticios adicionales que pueden provocarnos.

Sin embargo, en base a este estudio, se llega a la conclusión de que aquellos que perdieron peso más rápidamente al principio, además tenían también menos probabilidades de sufrir efecto rebote. Otro estudio, se encargó de analizar en base a otros principios nutricionales también agresivos inicialmente, que fueron más efectivos a la hora de mantener las pérdidas de peso.

Con lo que nos dicen los estudios, no se desmiente la existencia del efecto rebote, únicamente es que tiene tanto que ver con adelgazar rápidamente, ya que tiene más que ver con respuestas hormonales que produce nuestro organismo para regular el peso.

Pero, de todas maneras, deberemos ser inteligentes ya que no todo vale a la hora de adelgazar rápido. Es decir, la dieta de la piña, o la dieta del pepino, no son las mejores opciones por las que podemos optar al perder peso rápido. Si analizamos la composición de los elementos bajo los que se fundamentan dichas dietas, rápidamente vemos que están mal organizadas, y que su poca efectividad a la larga tiene más que ver por sus incorrectas pautas que con el recorte de calorías en sí.

Es decir, se basan en abusar del consumo de vegetales y/o infusiones, que son productos que se sabe que tienen pocas calorías y cuyo efecto termogénico es elevado comparativamente con el total que aportan a nivel comparativo con otros alimentos. Y por ello, es normal que los expertos en el mundo de la nutrición se encarguen de atacar con afán este tipo de dietas.

Pero, ¿cómo podemos hacer para adelgazar rápidamente correctamente?

Lo primero que debemos saber, es cumplir los requisitos necesarios que nuestro cuerpo necesita tener al día, sabiendo cuántas calorías debemos consumir para mantenernos, y cuántas debemos recortar para hacer una dieta adecuada.

En cuanto a nutrientes, tenemos que ser conscientes de que nuestro cuerpo necesita aminoácidos esenciales, los cuales los obtendremos principalmente de la carne y/o pescado. Adicionalmente, deberemos aportar a nuestro organismo ácidos grasos Omega 3 y 6, que son fuentes de grasa de gran calidad.

Por otro lado, deberemos consumir diferentes tipos de vitaminas entre las cuales destacan A,C, D, y E. La luz del sol, frutas y verduras, así como otros muchos nutrientes son los que se encargan de dotar a nuestro cuerpo de este tipo de compuestos.

Pero, ahora voy a entrenar en el aspecto más controvertido del tema, que es la cantidad de calorías que se tienen que tomar, y la forma en que podemos hacerlo. Lo primero que hay que tener en cuenta, es que existen diferentes maneras bajo las cuales podemos seguir un proceso de pérdida rápida de peso.

Matizar inicialmente, que cualquier extremo de recorte de calorías que realicemos, nos acabará repercutiendo. En primer lugar, porque al no aportar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesitamos (la gran mayoría de las veces), los desajustes hormonales son mayores. Y a nivel psicológico, es mucho más complicado llevar una dieta extrema, que una dieta que modere las calorías en función a determinados parámetros.

Aunque el total de calorías es relativo a la persona, parece ser que bajar de las 800 calorías en una dieta (estudio), además de que comienza a ser peligroso, no reporta beneficios adicionales a la hora de perder peso. Teniendo en cuenta estas indicaciones, aprovechemos al máximo la cantidad de calorías máximas que nuestro cuerpo puede aprovechar para operar en condiciones, para conseguir perder peso lo más rápidamente posible. Es un equilibrio difícil, pero nada que no se pueda conseguir con una adecuada planificación que acabaremos dominando con el tiempo.

adelgazar rápidamente

 

En este aspecto, hay un nutriente que debemos controlar a la hora de programar la dieta, y es la proteína. Es el macronutriente fundamental para mantener cualquier sistema para adelgazar rápidamente. La proteína es siempre un macronutriente importante, pero en este caso en particular, aún cobra mayor relevancia.

En primer lugar, evita que la pérdida de masa muscular sea mayor. Un consumo adecuado de proteína, nos ayuda a proteger  la masa muscular ante una reducción de 750 calorías respecto al nivel de mantenimiento. La grasa que nos protege, al ser menor, cobrará mayor importancia la proteína que se encarga de nutrirle.

Respecto a las grasas, también tiene importancia a la hora de organizar una correcta dieta para adelgazar rápidamente. A consecuencia de que una caloría de grasa equivale a 9 calorías, deberemos mantener su ingesta bajo control, asegurando de que consumimos Omega 3 y 6 para que nuestro cuerpo tenga ácidos grasos de calidad para cumplir con nuestras funciones vitales.

Y, ¿ocurre lo mismo con los hidratos de carbono? No, no hay hidratos que sean esenciales. De todos modos, no quiere decir que no se deban consumir (al contrario), el tema es que hay que hacerlo controlando su tipo, evitando los cereales, o la patata (por su elevado índice y densidad glucémica). Sin duda, la mejor elección en este caso, es optar por consumir vegetales y frutas (si tienen menos azúcares, mejor).

¿Qué papel juega el deporte?

adelgazar rápidamente

Como siempre suelo decir, para perder peso, el criterio más importante es la dieta pero es evidente que incluso en este caso, la actividad física cobra importancia. Tener al cuerpo activo, además de ayudarnos a quemar grasa, ayudará a que los suministros de proteína sean utilizados por nuestros músculos reduciendo su deterioro. Sí, reduciéndolo, pues es inevitable perder masa muscular cuando se adelgaza.

Pero hay un factor que hace que la actividad en este caso deba ser controlada con mayor criterio. A consecuencia del número reducido de calorías, no seremos capaces de aguantar sesiones muy largas, ni duras de entrenamiento. Por lo tanto, los programas que deberemos seguir tienen que ser de mantenimiento.

Conclusiones

Con todo lo analizado en este artículo, nos damos cuenta de que más que el recorte en sí de calorías, tiene que ver con la metodología que se sigue al perder peso. Es decir, el concepto de «adelgazar rápidamente» se ha visto seriamente dañado con la llegada de las dietas milagro al mundo de la nutrición, ya que éstas están mal programadas.

Summary
Article Name
Puntos importantes a seguir si queremos adelgazar rápidamente
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general