Trucos para acabar con el dolor cervical
Rate this post

Primero que nada, el dolor cervical es aquel que se encuentra ubicado alrededor del cuello, las molestias en esta zona comprometen músculos, nervios, vértebras, etc.

Este problema está asociado principalmente al estrés, al igual que a las malas posturas, movimientos bruscos y al sobrepeso.

Si no le prestamos el suficiente cuidado a este tipo de dolor, puede pasar de ser leve a un problema crónico, lo que hará que se necesite intervención de un profesional.

Por esta razón, si no quieres que te suceda a ti, te traemos los mejores trucos para aliviar los problemas cervicales.

Almohada cervical

Una de las mejores soluciones para acabar con el dolor en esta área de nuestro cuerpo es usar las almohadas para cervicales. Este tipo de almohada es especial para tu cuello, se adapta a él, brindándole el soporte que necesita para de esta forma no  sufrir más dolores.

Existen tres diferentes tipos de almohadas que se adapta a cada tipo de posición mientras se está dormido, estas son:

  • Baja: Especial para niños y personas que suelen dormir boca abajo.
  • Mediana: De dureza media, ideal para personas que duermen boca arriba, de esta forma el cuello quedará estable durante toda la noche.
  • Media-alta: Para todos aquellos que suelen dormir de lado, esta almohada cervical mantendrá tu cuello alineado con tu cintura, lo que hará mucho más placentero tu descanso. 

Masajes para aliviar el dolor

Los masajes son sin duda alguna un gran alivio para el dolor, si bien se siente un gran descanso y alivio ésta no es del todo la solución, es parte de ella y como tal debe ser complementada con el uso de almohadas cervicales, ejercicios, mejoramiento de postura, entre otros. Estos masajes suelen estar acompañados con aceites para de disminuir el dolor y la inflamación.

Masaje con aceites esenciales para el dolor del cuello

  • Lavanda: este tiene propiedades relajantes, así que, si eres de los que sufre demasiado estrés, este aceite te será de mucha ayuda.
  • Eucalipto: poderoso antiinflamatorio, el aceite de eucalipto permitirá que la inflamación y el dolor disminuyan progresivamente.

Ejercicios para el dolor del cuello

  • Siéntate en el suelo sobre una manta, cruza las piernas, pon la espalda recta, suavemente empieza a girar la cabeza en forma circular, muy despacio, intercambiando este movimiento hacia arriba y hacia abajo y hacia cada lado. Evita siempre hacer movimientos bruscos.
  • Túmbate boca abajo, pon las manos sobre los glúteos y levanta las piernas suavemente, procurando que tu espalda se mantenga recta, ahora debes subir y bajar las manos.
  • Siéntate en una silla sin respaldo, lo más recta posible cruza tus manos sobre la cabeza y con ellas empieza a girar de un lado para el otro.

Es importante que estos ejercicios los hagas lo más lento posible y que no fuerces ningún movimiento, todos te deben salir natural y sin generar dolor.

Consejos para aliviar el dolor cervical

  1. Postura: Mantener siempre la postura correcta nos evitará en un futuro la presencia de grandes dolores. Sobre todo para aquellas personas que pasan largas horas frente a un ordenador, existen sillas ergonómicas que mejoran la postura y evitan que nuestra columna se desvíe. También puedes utilizar correctores de postura, según sea tu caso, es importante que consultes con un experto.
  2. Hielo: si el dolor es muy intenso y te sientes tus músculos inflamados, lo mejor es poner hielo en la zona afectada, este tiene un efecto anestésico lo que aliviará el dolor. No olvides ponerlo sobre una toalla o paño, ya que si lo pones directamente sobre tu piel podría quemar dicha zona.

Compresas de agua caliente: el calor tiene un efecto relajante, este es un poderoso vasodilatador, beneficiando así la circulación de la sangre, los músculos empiezan a relajarse y por consiguiente el dolor desaparecerá.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general

  • Salud Y Aire

    Simplemente quería añadir que algunas veces estos dolores cervicales están relacionados con dolores de cabeza o migrañas. Por tanto prevenir este tipo de males ayuda también a evitar los dolores cervicales.